Callos a la gallega

“Cap i Pota”. Ricos callos de ternera estofados con garbanzos. Calentito, reconforta cuerpo y alma.